TRAGEDIA LABORAL EN PLANTA DE AGROSUPER LO MIRANDA

El pasado martes 30 de octubre, la rotura de una cañería de amoniaco en la planta faenadora de Agrosuper Lo Miranda, Comuna de Doñihue, se llevó la vida de un trabajador subcontratado, dejó a una docena de lesionados y tres heridos de gravedad. Ante el peligro de más intoxicaciones se debió evacuar a más de mil trabajadores junto a los estudiantes del Colegio La Isla, ubicado en las cercanías de la planta. Lamentamos la sensible pérdida para la familia y compañeros de trabajo del obrero fallecido.

Este hecho no es nuevo, ya en el pasado se han registrado fugas de este tipo. Es sabido además que tan solo en esta planta, las negligencias de Agrosuper, que presume de estándares de calidad mundial, matan a 1 o 2 trabajadores por año. Es impropio hablar de accidentes, porque tras esta falla y las anteriores, está el abandono de las medidas de seguridad y mantenimiento necesarias para este tipo hechos fatales no afecte a los trabajadores. Por mucho que la gerencia aparezca acongojada, sabemos que debido a la baja en la productividad causada por la fuga, se ha presionado a los trabajadores para que asistan a trabajar durante su día feriado, haciendo pagar los costos a sus compañeros de faena, para sacrificar las ganancias.

Además que esta empresa privada, una de las que más ganancias obtiene operando en la región de O’Higgins, durante años ha afectado la calidad de vida de los habitantes del sector con sus pestilentes emanaciones y el inmenso consumo de agua que conlleva su proceso productivo, una amenaza para la sustentabilidad del acuífero del Cachapoal.

Queda en evidencia, que el sistema capitalista solo beneficia a las grandes empresas, que esto no son casos aislados, sino que son parte del ADN de este modelo extractivita y alienante, que fuerza buscar las máximas ganancias a costa de la explotación y vida de los trabajadores, de la usurpación de los recursos naturales y la destrucción del medio ambiente.

Los trabajadores del país no podemos quedar indiferentes y normalizar las muertes, mutilaciones y daños graves a la salud ocasionados en la actividad laboral. Por el contrario, debemos levantar la lucha por mejorar las condiciones dignas de trabajo, fortalecer la unidad y organización sindical, porque solo la lucha nos dará lo que los patrones niegan. Solo la lucha nos dará una economía en donde el trabajo sea liberador, enriquecedor, seguro y un aporte para el sustento de las familias y toda la sociedad, no un agobiante y peligroso deber al servicio del enriquecimiento gigantesco de algunos pocos. Repudiamos las precarias condiciones de trabajo de la empresa y lamentamos la muerte de un obrero más en las fauces del capital.

Debemos ser los protagonistas y dueños de nuestra fuerza de trabajo, también en conjunto ser los dueños, controladores y beneficiarios de todo el proceso productivo. EL FIN PRINCIPAL DE LA PRODUCCIÓN DEBE SER EL BENEFICIO TOTAL Y COLECTIVO DEL GENERO HUMANO, bajo el control de los trabajadores se debe poner fin a estas tragedias. Es necesario REFUNDAR CHILE desde los intereses de las grandes mayorías para acabar con las zonas y condiciones de sacrificio que impone el capitalismo a la gran masa de la humanidad.

Célula Silvia Acevedo, Rancagua
Partido Comunista Chileno (Acción Proletaria), PC(AP).

 

FacebooktwitterFacebooktwitter