PC(AP) Entrega carta a Michelle Bachelet exigiendo Asamblea Constituyente

Lunes, 16 de agosto, Santiago, Chile.

Sra :

Michelle Bachelet Jeria, Presidenta de la República de Chile

Presente

Nuestro país institucionalmente es regido por la llamada “Constitución del 80”, la que fue impuesta por el imperio de las bayonetas y con un “plebiscito fraudulento”, lo cual no solo la deja cuestionada en su origen, sino que pierde toda legitimidad y se reduce a duras penas a un “bando militar”.

Pues es así como, la Junta Militar fascista encabezada por Pinochet, primero a través de bandos militares y represión, sometió al pueblo de Chile desde septiembre de 1973 a 1980 y luego, a partir de esa fecha, lo hizo con la misma fuerza represiva y con la “Constitución del 80”.

Es de conocimiento público que Ricardo Lagos, ex presidente de Chile y destacada personalidad de la otrora llamada “Concertación de partidos por la Democracia”, hoy, la “nueva mayoría” o “la misma porquería”, como es llamada por el pueblo, en un acto repudiable, absolutamente anti-democrático y de salvamiento de la institucionalidad anti-chilena, pro-imperialista y neo-fascista heredada de Pinochet, hizo suya  la camisa de fuerza institucional estampando su firma en la Constitución del 80, acto a través del cual hizo realidad la afirmación de uno de sus más siniestros ideólogos y redactores, Jaime Guzmán, quién afirmara que con ella lograrían “gobernar aunque no estuvieran en el gobierno”.

Dicha afirmación ha cobrado realidad desde 1980 hasta hoy, incluyendo los dos periodos presidenciales, que usted ha administrado la Moneda.

La continuidad e imperio de la Constitución pro-imperialista del 80, no solo es impresentable para un Estado como el de Chile, que se autoproclama “democrático”, sino que también es el sostén legal de la entrega del país al capital imperialista, a través de los diversos “tratados” de sometimiento al mismo, en lo económico, militar, cultural y político.

La Constitución política de Chile de 1980 es la expresión de la más profunda corrupción y abyecta  conducta de quienes administran un Estado haciéndolo rehén del imperialismo. No existe mayor bajeza y corrupción que ser sirviente del capital imperialista, de estar sometido a sus dictados, de obedecer  a sus diversos organismos de dominio, como el Fondo Monetario Internacional FMI y Banco Mundial BM, entre muchos otros.

Seguramente usted, es de esperar, aunque sea por una milésima de segundo, ha sentido vergüenza  de administrar al Estado de Chile, en tanto que Estado dependiente bajo la tutela imperialista.

La demanda  de Asamblea Constituyente, tiene un claro sentido de construcción democrática popular, de abrir espacio a la independencia y soberanía nacional y social de Chile, para instalar un nuevo Estado y un Gobierno Patriótico Popular y no apenas una nueva modificación cosmética del orden económico, social e institucional neoliberal y pro-imperialista existente. Se trata de lograr una Asamblea Constituyente con protagonismo popular, realmente participativa, donde se expresen y se garanticen todas las opiniones y reivindicaciones nacidas desde las organizaciones sociales y políticas del país.

Sra. Presidenta, particularmente usted, y otros personeros del Estado (gobierno-parlamento), han expresado que desde septiembre de este año, se iniciaría un llamado “proceso constituyente”, el cual como ha dicho, no es sinónimo de Asamblea Constituyente; y, en consecuencia, aquí no cabrían dobles lecturas, ni caminos “truchos” para responder la exigencia mayoritaria, de todo el país.

Pues, todo intento de impedir la realización de la urgente y necesaria Asamblea Constituyente, de reemplazarla por una farsa “prostituyente”, no solo generará un amplio y movilizado rechazo, sino que profundizará absolutamente el ya masivo repudio a las actuales instituciones estatales, a sus administradores (gobierno-parlamento- poder judicial) y en eso los COMUNISTAS, estaremos, como es nuestra razón de ser y naturaleza, junto a la exigencia de superación estructural del Estado raquítico y dependiente de Chile.

Las autoridades que administran el Estado de Chile (gobierno y parlamento), están por origen (constitución del 80),carentes de representatividad (electos con una ínfima votación y rechazo permanente en las encuestas) y por sus enormes niveles de corrupción, inhabilitados para autoproclamarse “constituyentes”; aun más, el país, la dignidad, los intereses de las mayorías exigen de ustedes una sola cosa, un único acto patriótico y de respecto a los trabajadores y pueblos de Chile:

¡Convoquen ahora a una Asamblea Constituyente, ni más, pero tampoco menos!

Después de tanta impudicia, corrupción, servilismo al imperialismo, oligarquía y al gran capital, no tienen otra forma digna de servir a Chile, a sus trabajadores y pueblos, de caso contrario continuarán siendo parte del problema y no de la solución.

Sra Michelle Bachelet Jeria, Presidenta de la República de Chile, junto con las consideraciones generales aquí expresadas, relativas a la urgencia de una Asamblea Constituyente, le solicitamos a usted en nuestra calidad de habitantes de Chile, una entrevista para profundizar sobre la demanda histórica de nuestros tiempos, la Asamblea Constituyente.

La petición la hacemos con el derecho que nos da el ser una organización política democrática, popular, antifascista, patriótica y comunista, nacida en plena dictadura (8 de noviembre de 1979), activa participante en la resistencia y combate a la barbarie dictatorial fascista y que hoy vive y actúa desde el movimiento social, particularmente sindical, estudiantil, poblacional y cultural, con militantes en todo Chile e incluso chilenos residentes  en el extranjero.

Atte.

Comité Central del

Partido Comunista Chileno (Acción Proletaria) PC(AP)

Eduardo Artés Brichetti, Primer Secretario.

FacebookTwitterLinkedInOutlook.comWhatsAppEmail

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>